Back to top

Juan Martínez

CULTURA

Dice que nació en Guatapé, que sus primeros años lo vivió en “Palo de Agua” un corregimiento de Lorica en Córdoba, que pasaba temporadas con sus abuelos en San Luis en oriente antiqueño pero que el primer año de educación lo cursó en Tierra Alta, cerca al nudo del Paramillo." data-share-imageurl="" style="position:fixed;top:0px;left:0px;">

Juan Martínez

VOTAR
A “Juamares” se le conoce en Apartadó y el Urabá por su amor y entrega a la literatura, pero a la hora de referenciarlo física y visualmente hay tres sellos que lo hacen único e inconfundible: sus largos y desordenados bigotes y la bicicleta negra sin cambios y la vieja maleta con el sello de Colombia en la que los abogados de antaño guardaban sus documentos, pero la que Juan lleva dos o tres libros.

Dice que nació en Guatapé, que sus primeros años lo vivió en “Palo de Agua” un corregimiento de Lorica en Córdoba, que pasaba temporadas con sus abuelos en San Luis en oriente antiqueño pero que el primer año de educación lo cursó en Tierra Alta, cerca al nudo del Paramillo.  De la cartilla “La alegría de leer” conoció dos tomos que aprendió de memoria y que le bastaron para entender en los siguientes 10 años La Vorágine, la María y el Quijote.

A los 18 el destino lo puso en Urabá, trabajó en plataneras de Carepa y Apartadó hasta cuando tuvo que prestar el servicio militar. Cuando devolvió el fusil y el uniforme tuvo un grave accidente que lo incapacitó por un año pero que le permitió nacer para el mundo literario con su primer libro: “Poteas y pirontes”. En el 91 después de ayudar a desmotar potreros para construir el aeropuerto un abogado amigo en un solo día le hizo validar toda la primaria y luego lo metieron a un programa de reinserción y allí se convirtió en Bachiller. 

En el 84 junto con su amigo Albeiro crearon el taller “Urabá escribe” y un año después publicaron el primer libro. Responsabiliza a Luis Vélez de haberlo llevado a la Universidad de Antioquia y convertirlo en licenciado a los 65 de edad.  Desde el 2002 “Juanmares “llegó a la docencia como profesor de Competencia Lectora, Lengua Materna y Metodología de estudio y por su iniciativa literaria más de mil personas han escrito y leído poemas, cuentos, ensayos y hasta novelas.

Desde hace dos años solo va a las aulas a encarretar a los jóvenes por la lectura, pero les narra a viva voz aventuras cortas a los adultos mayores de Churidó una vez a la semana mientras que da la batalla jurídica por la pensión.

Foto: Carlos Eduardo Barragán.